En el año 2020 de la Pandemia del COVID-19

La Congregación de Hermanas CARMELITAS DE LA CARIDAD siempre ha dedicado una atención muy especial a un modelo de educación  que considera a la persona humana en su integridad. Es lo que denominamos educación  Vedruna. Actualmente la realizamos en un sinnúmero de Centros escolarizados y no escolarizados. En San Felipe, desde el año 1914. Hoy es nuestro Colegio Vedruna.

 Creemos necesario seguir en el empeño de velar por ella para el buen desarrollo de la misión educativa.  Educar desde los valores del Evangelio, está en nuestras manos. Es tarea de todos/as.

Joaquina de Vedruna (1783 – 1854), mujer carismática, iniciadora   de una gran familia, vivió situaciones complicadas en su país: guerras, pobreza, exilio, pestes, dificultades sociales…

Estas situaciones –y otras-  también existían en tiempos de Jesús y cada uno de ellos, en su contexto y a su manera, dieron respuesta a estas necesidades, poniendo en pie a los excluidos, pobres, marginados de la sociedad. Hoy siguen existiendo en nuestros pueblos y, como hombres y mujeres Vedruna, no podemos guardar silencio, ni restarnos a servir y trabajar por la unidad y fraternidad de todos los seres humanos.

El Departamento de Pastoral del nuestro Colegio les invita a dirigir personalmente o en familia esta ORACIÓN Vedruna para que el Buen Jesús  nos ayude a acercarnos más a Dios nuestro Padre  en este momento de sufrimiento y limitación causado por la pandemia.

ORACIÓN  DE NUESTRA FAMILIA VEDRUNA

Señor Jesús, Médico de los cuerpos y de las Almas, ante la pandemia del Covid-19 que estamos sufriendo  te  pedimos en este día, por intercesión de Joaquina de Vedruna, nos mires a cada uno/a  de nosotros, que nos sentimos sobrepasados y necesitamos de tu compasión y bondad. Atiende nuestras súplicas en la enfermedad y en la necesidad, Tú, que  nos dijiste “Oren sin cesar: “Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen a la puerta y les abrirán” (Mt. 7,7). Jesús misericordioso  regálanos un corazón pacífico para amar, perdonar, y acoger la  gracia que  Tú nos regalas cada día.

Buen Jesús, concédenos que un día tengamos el compromiso y responsabilidad de ser, en nuestras familias y en el Colegio,  animadores de la EDUCACION-SANACION-LIBERACION que tú gratuitamente nos ofreces.

Como familia Vedruna nos consagramos a  Ti, PADRE BONDADOSO porque queremos reconocerte como nuestro único Dios Señor y, mientras vamos hacia Ti, construyamos en nuestro medio, comunidades de fe y paz.  Te lo pedimos por Jesucristo Hijo del Dios vivo y verdadero que reina con Padre en el Espíritu Santo por los siglos de los siglos, Amén.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.